martes, 9 de agosto de 2011

Reseña: El Ángel Caído


Descripción:

Primera parte de El Gremio de los Cazadores

Título: El Ángel Caído
Autor: Nalini Singh
Editorial: DeBolsillo
Nº de Páginas: 415
ISBN: 9788499088891
PVP: 9,95 €


Resumen:

En un mundo poblado por arcángeles, ángeles, vampiros, cazadores y humanos, Elena es una cazadora nata: es más fuerte que un humano normal y tiene un sentido del olfato más desarrollado, lo que le posibilita seguir el rastro de un vampiro y capturarlo. Es la mejor en lo suyo, así que cuando el arcángel Rafael le asigne la misión de capturar a uno de los suyos, Elena deberá aceptar, a sabiendas que será una posible sentencia de muerte, pues sabrá mucho más de estos poderosos seres de lo que ningún otro cazador haya conocido jamás. Rafael se ve cada vez más intrigado por esta cazadora que osa cuestionar sus métodos. Ha vivido lo suficiente para saber que, cuando tiene entre manos a alguien que le fascina, no debe soltarlo…


Opinión (puede contener spoilers):

Elena Deveraux es conocida por ser una de las mejores cazadoras de vampiros. Nadie sabe muy bien por qué, pero, desde que sufrió un suceso en su pasado con un vampiro, es capaz de rastrearlos con la misma capacidad con que lo hace un sabueso. Ese, es el principal motivo por el que el Arcángel Rafael, conocido como el Árcangel de Nueva York y con la fama de ser un ser que inspira temor, la manda llamar para encomendarle una misión que sólo ella puede completar.
Se trata de atrapar, nada más y nada menos, que a otro Arcángel que ha empezado a dar problemas y que si no lo detienen antes de que sea demasiado tarde, podría transformar el mundo en un desastre.

Además, el mundo en el que vive Elena, un mundo en el que conviven vampiros, humanos, ángeles y arcángeles, es plenamente consintiente de la existencia de todas las especies.

Los humanos saben de la existencia de estos seres paranormales, los vampiros caminan a sus anchas despertando, con sus habilidades, los deseos más recónditos y los ángeles sobrevuelan los cielos mientras que los arcángeles son los encargados de crear a los vampiros y gobernar el mundo para que no se rompa el equilibrio de poder.

Cuando Rafael manda llamar a Elena, esta no tiene más remedio que presentarse en la torre en la que vive el Arcángel y la primera vez que lo ve, se queda de piedra. Ella nunca ha sido una mujer que se deje impresionar con facilidad y siempre se ha considerado una mujer fuerte y valiente pero el Arcángel tiene algo mágico y peligroso que la atrae como nada nunca lo ha hecho antes. Destila poder y terror a partes iguales y lo único que desea es salir corriendo por patas lo más rápido posible.
Sin embargo, se mantiene firme ante el curioso escrutinio del hombre que carece de emociones y cuyas órdenes son absolutas. Él le ofrece algo de comer a Elena y ella se rehusa ya que ya ha desayunado pero su mirada cargada de poder la obliga a tomar algo. El hecho de que ambos estén en una terraza sin barandillas y a muchos metros del suelo no ayuda a disminuir el nerviosismo de la cazadora.
Elena intenta sonsacarle toda la información posible acerca de su trabajo pero sólo consigue descubrir que su trabajo consiste en capturar a un arcángel y nada más. No obstante, a pesar de que se siente intrigada acerca de su trabajo, su curiosidad se centra, sobre todo, en el hombre que tiene delante.

-Calor-susurró cuando él la permitió respirar-Demasiado calor.
El hielo relampagueó en el aire y una neblina fresca la rodeó antes de introducirse por sus poros en una caricia posesiva.
-¿Mejor?-la besó de nuevo antes de que pudiera responder.
Tenía su lengua dentro de la boca, aquel cuerpo duro y perfecto junto a...
"Todo lo demás carecía de importancia".

Más tarde, Elena va al parque a pensar en todo lo que ha pasado en esa torre y aparece el Arcángel, quien esta vez le ofrece algo más de información y le desvela el nombre de su presa, Uram. A partir de entonces, Elena deberá hacer lo imposible por atrapar al Arcángel de Sangre junto con Rafael antes de que sea demasiado tarde.


Valoración:



Podría empezar a enumerar todos los motivos por los cuales, esta novela merece ser leída y releída incansables veces, y no terminaría nunca.
El Ángel caído es una novela adictiva que te engancha de principio a fin y de la que no puedes despegarte hasta que has llegado a la última página y ni siquiera entonces tus ansias de saber más te dejarán tranquilo.

Elena Deveraux vive sola. Su padre renegó de ella cuando, en lugar de querer seguir sus pasos, decidió convertirse en cazadora para atrapar al vampiro que marcó su vida para siempre cuando era apenas una niña. Su familia quedó rota desde el incidente y sólo le quedan su padre y su hermana aunque ha roto cualquier relación con ellos.
Desde entonces ha trabajado para El Gremio de los Cazadores, cuya directora Sara, es su mejor amiga. También cuenta con el apoyo y la amistad de otro cazador, Ransom.


Elena es una mujer fuerte y una de las mejores en su trabajo, pero no estaba preparada para lo que suponía trabajar con el Arcángel de Nueva York. Su gran poder, su atractivo físico y esa carencia de sentimientos la atraen como nunca nada lo había hecho hasta ahora y esa tracción podría ser su fin porque Rafael no se anda por las ramas y con un simple chasquido de dedos, podría acabar con ella.

Rafael se encarga de gobernar la ciudad de Nueva York. Es el Arcángel más joven del Grupo de los Diez, el conjunto de arcángeles que gobiernan el mundo, aunque no por ello es menos poderoso. Le han encargado encontrar al arcángel Uram, quien ha optado por convertirse en un arcángel de sangre y cuyo objetivo es sumir el mundo en el caos y ser él quien lo gobierne.
Por ello decide utilizar a la mejor cazadora del mundo y manda llamar a Elena. Sin embargo, ella es todo lo que esperaba y más. La cazadora lo intriga y lo insta a querer conocer más sobre la mujer con la que tiene que trabajar para detener al arcángel de sangre.

Los dos protagonistas son geniales. Elena es una mujer valiente y fuerte que prefiere tratar de olvidar su pasado aunque este no deja de perseguirla cada dos por tres. Da lo mejor de sí misma en su trabajo y Rafael es el único ser que le ha inspirado miedo en mucho tiempo además de otra parte de ella misma que no tenía planeada.
Rafael es... no tengo palabras para describirlo. Es poderoso, sexy, atractivo hasta rallar lo imposible, exquisito, delicioso y mil adjetivos más que se volverían cada vez más pecaminosos. Es el hombre de los sueños de cualquier mujer, claro está, siempre y cuando te gusten los hombres peligrosos y dominantes.

La escritura es sencilla y está bien cuidada. La autora sabe manejar muy bien las palabras para darle mayo intensidad a la trama y el ritmo se mantiene ágil y constante, sin dejarte descansar ni un momento. Entre los dos protagonistas surgirá una tensión-sexual palpable a cada momento que te mantiene en vilo.
Nalini Singh ha sabido crear un nuevo mundo de ángeles y vampiros que no dejará indiferente a nadie y que será la delicia de los fans del género.

¿Lo mejor? Rafael, Rafael, Rafael. No sé si lo he dicho pero yo quiero uno para mi solita.

¿Lo peor? Nada, en serio, no hay adsolutamente nada en esta novela que no me haya gustado.


3 comentarios:

Soycazadoradesombrasylibros dijo...

y mas que reeleida¡¡es una novela increible,fantastica que me dejo con la boca abierta,Elena&Rafael son la noche y el dia,eso a mi me enamoro <3 quiero mass¡¡¡besos guapa

Nina dijo...

a mi me gustaria leerla, pero me cansa algo que siempre sean sagas x-x

Saru dijo...

Apuntado y pendiente queda!

Related Posts with Thumbnails