lunes, 8 de agosto de 2011

¿Qué se siente al leer un libro?

Hace unos cuantos meses, me encontré pensando qué era exactamente lo que pensaba al leerme un libro. Recuerdo que la primera vez que empecé a leer en serio (en la lejanía del año 2009 si no recuerdo mal) cada vez que leía un libro, me emocionaba, me sumergía tanto en las páginas y en la historia de los personajes que casi podía verlos. Se convertían en una sucesión de imágenes que cobraban vida hasta convertirse casi en una película en mi cabeza.
A veces me acostaba pensando en esas historias e intentaba crear en mi cabeza escenas que me hubiese gustado ver o creaba mi propia continuación.


Ese sentimiento me duró bastante tiempo, disfrutaba de cada libro que leía aunque no me gustase. Algunos se convertían en historias inolvidables y otras dignas de guardarlas en un cajón, cerrarlo con llave y tirar la llave a un lugar recóndito donde nadie pudiese encontrarla.

Sin embargo, con el paso del tiempo, llegó un momento en que leía por leer, los libros no me transmitían nada. Se limitaban a contarme una historia, a compartir conmigo el interior de sus páginas pero no me decían nada. Era como si yo fuese un robot. Empezaba un libro, lo leía, lo terminaba y volvía a la estantería. Llegó un punto en que no sabía diferenciar un libro que me gustaba del que no. Cuando me preguntabas "¿te ha gustado tal libro?" me encogía de hombros y respondía "no está mal". Y eso es todo.
Esa etapa me duró varios meses hasta que empecé a preocuparme. Tenía pensamientos como "¿y si ya no me gusta leer?", "¿será que me he saturado leyendo?" y le daba vueltas y más vueltas a la cabeza sobre el motivo que me había llevado a sentirme así. Pero no lo encontraba y continué así durante bastante tiempo.

Hasta que encontré un libro que me devolvió la ilusión. Cada persona tiene un modo de expresarse o de sentir las cosas pero para mí, la mejor manera de saber si me gusta un libro es emocionarme con sus páginas, sentir deseos de gritar y saltar de alegría cuando leo alguna escena o conversación. Que te enganche y no quieras dejar de leer bajo ningún concepto. Ese sentimiento que creí perdido y que para mí, es fundamental a la hora de leer un libro es lo que me hizo volver a admirar la literatura como antes. Mentiría si dijese que a raíz de entonces me pasa con muchos libros porque hay ocasiones en que sigo sin saber si me gusta o no un libro, o en que no me apetece nada leer, o que leo un libro por inercia.
A día de hoy, procuro no pensar demasiado en eso y si veo algún libro que me apetece mucho leer, trato de no leer reseñas ni ver puntuaciones ya que, muchas veces, me condicionan a lo largo de la lectura y no sé si la opinión del libro la hago yo o me viene a raíz de otras opiniones.

He hecho esta entrada con la intención de desahogarme y descubrir si yo soy la única que se ha sentido así o si ha habido otras personas que también se han sentido perdidas en este mundo.


¿Qué sentís vosotros leyendo libros?

¿Alguna vez habéis leído un libro que no os ha transmitido nada?



9 comentarios:

esa estrella... dijo...

jo chica, si que te has desahogado!
a mi me pasa con algún libro, pero como me entusiasmo bastante, la mayoría de veces me llego a sumergir demasiado. >.<

Me has dejado con la duda, ¿cual es el libro que te "ha devuelto a la vida"???

besitos <3

Misao dijo...

- esa estrella... : ¡Ja, ja, ja! Creo que me hacía falta.
El libro que, como tú dices, me devolvió a la vida fue "El ángel Caído" de Nalini Singh. ¡Por algo digo yo que tiene tan buenas críticas XD.

Liz dijo...

linda eso pasa con mucha frecuencia, ya no lees porque te apetece si poroque en un blog literario tienes que reseñar y.y

Nina dijo...

pues a mi me paso recientemente! me canse de leer libros juveniles insulsos, y espero poder leer algo que mas valga la pena!

Saru dijo...

Nunca he sentido la sensación que describes de leer por leer, desde pequeñita me ha encantado y he vivido cada libro con mucha ilusión. Claro está que algunos libros me han marcado más que otros y aún perduran en mi memoria.
Ahora que puedo leer muchos libros gracias a las editoriales, disfruto aún más :) y espero que me dure la sensación durante mucho tiempo!

Un beso!

crisis.91 dijo...

Después de leerme HP hace ya tiempo, dejo de gustarme leer y volví a empezar con Crepusculo, hay libros que te devuelven las ganas. Yo tengo la gran suerte de elegir (la mayoría de las veces) libros que me encantan, si me mandasen lo que quisieran de editoriales fijo que alguno no me trasmitía nada y de hecho me ha pasado con algunos libros, pero la mayoría hacen que me meta de pleno en la historia y que los disfrute. Pero es cierto que a veces no apetece leer tanto sino que poco a poco y disfrutar de ese tiempo de descanso. Hay que tomarselo como un hobby sino le acabas cogiendo manía.

un besin

Laura dijo...

Hola!!
a mi de momento todavia no me a pasado lo que dices de leer por leer y cada vez que leo un libro me siento parte de el, como si yo estuviera dentro de él y formando parte de la historia.
Aunque supongo que siempre hay una primera vez para todo ^^

Valée ;) dijo...

Es una lastima, en este ultimo tiempo le ha pasado a muchas personas. Personalmente,nunca me ha pasado. Desde que tengo 9 he leido y me pasaba y aun me pasa casi lo mismo que a ti te pasaba. xD Devoraba paginas, me emocionaba, gritaba, es practicamente una pelicula que se formaba en mi cabeza y aun lo hace. Espero que nunca me pase, y espero que no te vuelva a pasar. Amer por ese libro que te recobro la pasion por los libros. :D

Besos ^^

Nabil dijo...

A mi eso no me pasa Misao…porque cuando un libro no me engancha de un principio lo mando lejos de mi estantería para no regresar…
Por eso tampoco tendría un blog donde me obligaran a leer libros que no quiero.
A mi me encanta releer los míos, los que se que me gustan. Me encanta esta entrada nena, ya hablaremos de ello en esta semana cuando nos veamos. Un besazo.

Related Posts with Thumbnails