martes, 10 de mayo de 2011

Reseña: Predestinados


Descripción:

Primera parte de la Trilogía El Despertar

Título: Predestinados
Autor: Josephine Angelini
Editorial: Roca Juvenil
Nº de Páginas: 398
ISBN: 9788499182353
PVP: 17,00 €


Resumen:

¿Cómo te enfrentarías al destino si quisiera separarte de tu amor?

Helen Hamilton se ha pasado sus 16 años de vida intentando esconder lo diferente que es, una tarea nada fácil el una isla tan pequeña como Nantucket. Sobre todo porque lo último que ha hecho es intentar asesinar a un compañero por los pasillos del instituto: el guapísimo chico nuevo, Lucas Delos.
Claro que lo que ninguno de los dos saben es que están destinados a enfrentarse y convertirse en los últimos protagonistas de una historia que no ha cesado de repetirse durante milenios, desde que la Helena original, la de Troya, fue la causante de una guerra. Una historia que enfrenta a sus dos familias y que parece imposible que tenga un final feliz…


Opinión (puede contener Spoilers):

Helena Hamilton vive en una pequeña la isla llamada Nantucket. Allí vive con su padre Jerry, el cual junto con su socia Kate tiene una pequeña tienda de chucherías, pasteles y demás. Helena siempre va a trabajar allí después de clase. Pero no es una chica como cualquier otra.

Helena tiene un secreto y es que es diferente del resto de personas que conoce. Es increíblemente hermosa y posee una fuerza y una rapidez sobrehumana. Y nadie lo sabe salvo ella. De ahí que se haya visto obligada a intentar aparentar se una chica normal sin hacer uso de sus habilidades especiales y, aunque nadie sospecha nada, algunas personas si se dan cuenta de que, de algún modo, ella es especial, diferente del resto.

Ella y su padre han salido de compras y, a la vuelta se encuentra con su mejor amiga Claire, cuyas raíces son de origen japonés. Las dos charlan un rato animádamente y su amiga le informa de que hay un grupo de alumnos nuevos en el instituto, los Delos. La familia ha comprado una de las casas de la isla que llevaba bastante tiempo desocupada y además, vienen de Europa, concretamente de España.
Pero a Helena la noticia le trae más bien sin cuidado y no comparte el mismo entusiasmo que su amiga Claire.

Esa misma tarde, tras despedirse de su amiga va a trabajar a la tienda con Kate y allí se entera de más cosas sobre los Delos como por ejemplo que los menores de la familia Delos, aquellos que compartirán instituto con ella se llaman Lucas, Héctor, Jasón, Ariadna y Cassandra.
Toda la isla parece entusiasmada con los nuevos vecinos menos ella.

Al día siguiente Helena asiste a clase tras las vacaciones y se reencuentra con sus amigos, Claire y Matt y los no tan amigos Zach y Lindsey, los populares del instituto que no hacen más que molestarla.

El día pasa como de costumbre sin que Helena aviste a ninguno de sus nuevos compañeros.
Después de las clases que pasan normalmente excepto por la regañina que le da su tutor y que a la hora del almuerzo se fue pitando al baño porque de tanto hablar de los Delos se puso enferma, Helena asiste a los entrenamientos de atletismo. Pero su entrenadora tiene preparada otra bronca para ella y la regaña por no estar dando lo mejor de sí misma en los entrenamientos y la amenaza con enviarla con el equipo de chicos. Sin embargo, Helena consigue disuadirla de la idea y convencerla de que la deje quedarse a cambio de esforzarse más. Si quiere conseguir la ansiada beca para salir de la isla es su única salida.

Corre junto a su amiga y, aunque no es su intención discutir con ella, el tema de la familia Delos la supera y al final termina gritándola y marchándose de allí. Una vez en casa no sabe muy bien que hacer y para distraerse opta por hacer la cena.
Por la noche, mientras duerme, tiene un extraño sueño en el que camina por un páramo desértico por el camina durante lo que ella cree horas y horas. Hasta que se despierta con los pies llenos de sangre y tierra de tanto caminar.

A Helena se le ocurrió que, si se inclinaba un poquito, podría besarle. Le parecía algo más que natural, como si tuviera que hacerlo, así que se decidió a besarlo, pero a medio camino se detuvo y se echó atrás, asombrada por su falta de autocontrol. Helena advirtió que Lucas tragaba saliva.
-Túmbate, Helena-dijo-.

A la mañana siguiente, en el instituto, finalmente Helena tiene su primer encontronazo con uno de los Delos, en concreto con Lucas. Al principio se queda pasmada al verlo pero instantes después una llamarada de puro odio se apodera de ella y se tira a por él con intención de matarlo. No sabe porqué quiere hacerlo pero su instinto le dice que es lo que debe hacer. Él consigue inmovilizarla tras múltiples forcejeos ante la atenta mirada de sus compañeros de clase.
El suceso de por sí ya resulta extraño aunque para Helena, lo más extraño es que Lucas ha sido capaz de pararla a pesar de su fuerza sobrehumana.
Cuando consiguen separarlos, se llevan a Lucas y su hermano Jasón al despacho mientras a ella la llevan a la enfermería. Su padre va a recogerla y aparece Castor, el padre de Lucas. Habla con ella aunque no parece disgustado con los sucedido sino más bien algo curioso.
Para ella las cosas se están torciendo cada vez más y no sabe cómo actuar. Su odio por Lucas es inexplicable pero su mente le dice que debe matarlo y por otra parte hay algo extraño en él y su familia que no le cuadra.

Lo que ella no sabe es que Lucas y ellos tienen un destino forjado juntos pues son los protagonistas de una de las historias de amor más trágicas de la historia y es que ambos están condenados a revivir la historia de Helena de Troya y Paris.


Valoración:



Leí el libro con expectativas, muchas expectativas. Todas las reseñas que leía en la bloggosfera lo pintaban muy pero que muy bien y claro, una no puede evitar pensar que, si muchas personas piensan lo mismo, el libro tiene que ser la leche. Y, aunque me ha gustado bastante y la trama me parece original y bastante trabajada, el libro no ha terminado de gustarme tanto como a otras personas.

Helena, la protagonista, siempre ha sido distinta a los demás y con la llegada de los Delos su vida empieza a cambiar. Su odio visceral por Lucas hace que en lugar de alejarse se acerquen más hasta que ella descubre que no es la única con poderes en la isla sino que ellos son como ella.
La historia de ambos empieza de la forma más atípica posible aunque queda claro que entre ellos hay una extraña conexión, una atracción que va más allá de lo que ambos pueden controlar.

La historia nos habla de vástagos, semidioses cuyas raíces proceden de la antigua Grecia. Estos se dividen en castas y tienen poderes mágicos. Con cada generación los vástagos se vuelven cada vez más fuertes. Actualmente, quedan pocas castas y la mayoría están enfrentadas entre ellas ya que algunas buscan conseguir la inmortalidad y traer de vuelta la isla de la Atlántida.

-¿Me quieres o simplemente crees que es divertido jugar conmigo de esta manera?-preguntó Helena, que se sentía rechazada a la par que humillada-.¿Ni siquiera me besarías?-soltó al final cuando consiguió verla la cara-.
-Si te beso, no pararé-susurró en tono desesperado mientras se apoyaba sobre los codos para mirarle la cara-.

El mundo creado por la autora está bien trazado y es muy creíble. Las explicaciones aparecen en el momento necesario y no son nada complejas.
El amor de Helena y Lucas va creciendo poco a poco y no es nada empalagoso.
También tenemos a los hermanos de Lucas y otra historia de amor que, aunque no aparece casi hasta el final, y por las pocas referencias que recibimos es bastante esperable pero que, no sé por qué, me ha parecido de lo más tierna.

En resumen (como digo casi siempre) un libro que gustará aunque en mi opinión no se merece un 5, pero todo va sobre gustos. Las únicas pegas que si me gustaría destacar es el repetido uso de la expresión "la pareja" con la que se refiere la autora a los protas, en mi opinión la ha usado demasiadas veces pero es normal. Y lo que si me habría gustado/encantado es una descripción más detallada del primer beso entre los protas. Me resultó demasiado rápido y casi ni te das cuenta de que sucede.
Eso sí, dejando a un lado esas dos pequeñas quejas, me he quedado con ganas de leer el segundo que me las ha dejado. Y bastantes.



Related Posts with Thumbnails